El Centro de Salud Renal Municipal, se basa en el Modelo de Atención Integral de Salud Familiar y Comunitario y sus tres principios irrenunciables: Centrado en las personas, Integralidad de la Atención y Continuidad del Cuidado.
La enfermedad renal crónica implica múltiples cuidados y, para ello, “la adecuada nutrición es parte fundamental del tratamiento y contribuye a una mejor calidad de vida, evitando complicaciones a corto y largo plazo.”, indicó Katerine Ávila, Nutricionista especialista en enfermedades renales del establecimiento y parte del equipo multidisciplinario.

Centrados en la integralidad, la satisfacción y siempre pensando en el usuario, el Centro de Salud Renal provee a todos los pacientes de un desayuno, almuerzo u once según corresponda, cumpliendo con la calidad nutricional.

Los pacientes, durante su proceso de hemodiálisis, “reciben una colación diseñada para aportar parte de los nutrientes que pierden durante el tratamiento. Es una instancia para reponer energía y recibir un aporte nutricional según las recomendaciones. Esta actividad se suma a la educación continua que se le realiza al usuario y su familia, en el establecimiento y en el contexto de las visitas domiciliarias integrales”, agregó la profesional.